sábado, 23 de septiembre de 2017

De la autora de Cumbres borrascosas...

... obra publicada el seudónimo de Ellis Bell:  EMILY BRONTË





Tanto más feliz estoy cuanto más lejos
aparto mi alma de su morada de barro
cuando en la noche el viento sopla, la luna brilla,
y vagan los ojos por mundos de luz.

Cuando yo no soy y nada es,
ni tierra, ni mar, ni cielo sin nubes,
sino mi alama, que va de vuelo,
por la infinita inmensidad.

Febrero 1838

Traducción de Rosa Castillo


sábado, 9 de septiembre de 2017

Poesía china III: Tu Fu


Resultado de imagen de Tu fu





Tu Fu (712-770)
Contemporáneo de Li Po. La tradición los considera a ambos como los más grandes poetas chinos. Tuvieron ocasión de conocerse, trabar relación y establecer un lazo de amistad por el resto de sus vidas. Sin embargo, sus naturalezas y destinos son tan diferentes como se pueda imaginar. Li Po era un espíritu feroz y espontáneo, dedicado totalmente a la libertad Taoísta. Tu Fu, aunque no carecía de un agudo sentido del humor, era, fundamentalmente, serio, intentando mantenerse dentro de los cánones del ideal Confuciano. Sus poemas son extremadamente difíciles de traducir, por lo que en esta antología se presenta solamente uno. 


Cuando era Oscuro
Cuando era oscuro, llegué a la aldea de Shih-hao,
tarde en la noche llegó un oficial a reclutar hombres.
El viejo de la casa se trepó a la pared y huyó,
la vieja abrió la puerta.
¡Cómo explotaba en furia el oficial enojado!
¡Qué amargamente lloraba la mujer! Escuché lo que la mujer decía:
"Tenía tres hijos para la defensa de la ciudad de Yeh.
Sólo uno de los tres me envió una carta,
A los otros dos chicos los mataron en batalla.
El único que queda puede no vivir mucho,
los muertos se van para siempre.
No hay más hombres en la casa,
excepto mi nieto que todavía toma el pecho.
Es por él que su madre se queda con nosotros,
sin embargo, no tiene una pollera entera para salir.
Aunque soy viejo y no tengo fuerzas,
déjeme ir con usted, oficial.
Para responder a un llamado urgente de Ho-Yang,
por lo menos puedo cocinar para los soldados".
Más tarde la conversación se detuvo,
lo que oí fue algo como llanto.
Al amanecer salí para proseguir mi viaje,
sólo pude decirle "Adiós" al viejo.

domingo, 3 de septiembre de 2017

AMY LOWELL

AMY LOWELL


Naturaleza muerta.
La luz de la luna sobre un tablero de ajedrez.


Estoy tan cansada de escribir
que podría sacar un poema de un tablero de ajedrez
y rimar las intrigas de caballos y alfiles
y el vacío destino de un rey en jaque mate.
Debería haber sido una reina,
pero no estoy en el siglo apropiado;
debería haber sido poeta
pero dónde está la aventura que me haga estallar en llamas.

Primera Luna, nuestro parentesco está curiosamente demostrado
porque yo soy también un nítido y frío cadáver
girando constantemente sobre un mundo que vive.


De El jardín de Sevenels
Traduccion de M, Porpetta



domingo, 20 de agosto de 2017

Poesía china II: Wang Wei

Wang Wei (699-759)



Uno de los artistas más dotados de la época T'ang. Fue poeta, pintor, calígrafo y músico altamente distinguido. En pintura fue uno de los creadores del estilo llamado "Poh-muo hua" o sea "tinta salpicada", que se transformó en el favorito de los adeptos tanto Ch'an (Zen) como taoístas. Se graduó como Chin-shih en el año 721, a los 19 años, y el Emperador Hsüan-tsung lo nombró secretario de Estado. Arruinó su carrera al participar de la Rebelión de An Lu-shan, lo que le valió un corto tiempo en prisión.

Fue un adepto del Budismo Ch'an, y tanto su poesía como su pintura revelan el alto desarrollo de su visión interior. Después de enviudar no volvió a casarse. Pasó su vejez escribiendo poesía y pintando en compañía de sus amigos en su villa situada en Wang Ch'uan, a los pies del Monte Chung-nan. Su Tung-po decía de él, que era capaz de evocar todo un paisaje en una sola línea de cinco caracteres.


Mañana

La flor de durazno está más roja por la lluvia de anoche,
los sauces están más verdes en la niebla de la mañana.
Los pétalos que caen aún no fueron barridos por los sirvientes,
los pájaros cantan, el huésped de la montaña aún duerme.


El Parque de los Ciervos

En la montaña vacía no se ve un hombre,
sólo se oye el eco de voces humanas.
Vuelven las sombras, entran profundo en el bosque,
otra vez brilla el Sol, sobre los líquenes verdes.


En la Montaña 

Del arroyo Ch'in salen piedras blancas,
el tiempo es frío, pocas hojas rojas.
En el sendero de la montaña no cae lluvia,
el vacío azul moja las ropas del hombre.

domingo, 13 de agosto de 2017

Poesía china: Tao Yuan-ming

Tao Yuan-ming (372-427 d. de C.)




Vivió en el difícil período que precedió a la fundación de la dinastía T'ang. Durante un tiempo ocupó un cargo oficial, pero renunció a los ochenta y tres días porque, según sus palabras: "no puedo doblar las bisagras de mi espalda para hacerle reverencias a un funcionario corrupto". Así, volvió al campo con su familia para vivir la vida de un "caballero campesino", trabajando la tierra y escribiendo poesía. Solía decir que "el mayor placer de la vida es hacer bromas con los niños". Tenía un amor especial por los crisantemos, y al día de hoy, es difícil para un chino pensar en crisantemos sin pensar en Tao Yuan-ming. Se lo suele llamar "el poeta de la casa y el jardín", y hay una historia idílica que narra cómo él trabajaba en la parte de adelante del campo y su esposa en la parte de atrás. Profundo bebedor, le dedicó varias poesías al vino. Su cuento La Fuente del Duraznero quedó definitivamente incorporado como leyenda en la cultura china.


Crisantemos (para cantar bebiendo)

Construir una casa en el mundo de los hombres
y no oír el ruido del caballo y el carruaje,
¿cómo se puede lograr esto?
Cuando la mente está desapegada, el lugar es tranquilo.
Junto crisantemos bajo el seto del Este
y miro silenciosamente las montañas del Sur.
El aire de la montaña es hermoso al crepúsculo,
y los pájaros en bandadas vuelven juntos a sus hogares.
En todas estas cosas hay un significado verdadero,
pero cuando quiero expresarlo, quedo perdido sin palabras.



Leyendo el Libro de Lugares y Mares Raros

A comienzos del verano los bosques y hierbas prosperan,
alrededor de mi cabaña abundan las ramas y las sombras.
Numerosos pájaros se deleitan en sus santuarios,
y yo también amo mi cabaña.
Después que he arado y sembrado,
vuelvo y leo mis libros.
El sendero estrecho sin huellas profundas,
frecuentemente ha hecho regresar el carruaje de un amigo.
Alegremente sirvo mi vino de primavera,
y junto la lechuga que crece en mi huerta.
Una lluvia fina llega desde el Este,
y la sigue un dulce viento.
Ociosamente leo las leyendas del rey Chou,
y miro el mapa de los lugares raros.
En un momento estoy volando a través del Universo.
¿Cómo un hombre así podría ser infeliz?



sábado, 29 de julio de 2017

Lugares: Tajt-i-Sulayman





Tajt-i-Sulayman o Takht-e Suleiman es un antiguo sitio arqueológico ubicado en Irán. Patrimonio de la Humanidad desde 2003. Aunque el sitio está gravemente deteriorado, sigue siendo un excelente ejemplo de la arquitectura regional temprana. 


Takht-e Suleiman se traduce literalmente como el trono de Salomón, y leyendas rodean a algunos sitios en el área relativa a la histórica rey. En algún momento la gente del primer milenio a. C. comenzaron a colonizar la región, y durante la dinastía de los aqueménidas la zona comenzaron un centro del zoroastrismo. 

Los templos de fuego son el principal lugar de culto para los seguidores de Zoroastro, que reúne a fuego y el agua para crear pureza. Adur Gushasp en Takht-e Suleiman era el templo del fuego más grande del mundo, y sirvió como un centro para el zoroastrismo durante siglos. 

Este lugar era muy importante para los sasánidas: antes de subir al trono a tomar el control de su imperio, cada gobernante potencial que hacer una peregrinación al templo de fuego a inclinarse ante él en la humildad. 

Durante el siglo III a. C., cuando Takht-e Suleiman estaba bajo el control de la dinastía sasánida un enorme muro fue construido para proteger el templo, y casi cuarenta torres se construyeron para la defensa. Takht-e Suleiman siguió creciendo en popularidad como un destino para los zoroastrianos, y en los últimos años el flujo de peregrinos aumentó constantemente. 

En el siglo VI el complejo se hizo aún mayor. Se construyeron nuevos templos y alojamientos para acomodar a los peregrinos. Esta expansión continuó hasta el comienzo del siglo VII. 

A principios del siglo VII la región cayó bajo el control romano. Los romanos saquearon y destruyeron Takht-e Suleiman, y el Templo del fuego de Adur Gushasp. El templo nunca fue reconstruido hasta que el sitio fue prácticamente olvidado. 

En los siglos XIII y XIV, el dominio de los mongoles se extendió por la zona;  Takht-e Suleiman vio una revitalización breve y se construyeron nuevos edificios. La gente comenzó a utilizar el área de nuevo, y para los próximos siglos sobrevivió, aunque nunca de nuevo floreció aunque nunca como en la época sasánida. En el siglo XVII el sitio fue abandonado por completo y, aunque seguía siendo conocido, rara vez era visitado. Los trabajos arqueológicos  continúan desde mediados del XX.


sábado, 22 de julio de 2017

Releyendo...

LA MIRADA DE ORFEO. LOS MITOS LITERARIOS DE OCCIDENTE...



Tan interesante como la primera vez. Un fragmento de la crítica de Dora Battistón:

Es una evidencia, a esta altura de nuestros conocimientos, que la literatura ha tomado de los mitos la sustancia simbólica y un esquema de composición, pero aquellos escritores de las primeras décadas del s. XX lo sugirieron de un modo casi metafórico cuando fundaron la poesía en esa experiencia del mundo en que la naturaleza se expresa con gestos primordiales, inaugurales y la vez eternos. Al poeta, entonces, no le haría falta describir, sino poner en escena los elementos cósmicos viviendo como personas, es decir como entidades míticas.

La crítica completa:


Los autores:

Juventud de los mitos / Jean-Claude Carriere / - Las vocaciones de Orfeo / Pierre Brunel / - El grial, un mito de la salvación / Michel Zink / - Romeo y Julieta o el amor fuera de la ley / Julia Kristeva / - Don Quijote o el combate en torno a un mito / Michael Nerlich / - Los avatares de Fausto / Pierre Chartier / - Del mito a la realidad : Don Juan y Casanova / Philippe Sollers / - El viaje a Italia / Philippe Berthier.

La compiladora: 
Bernadette Bricout

Un fragmento: