viernes, 26 de junio de 2009

Extraña unión

Sí, extraña unión entre la iniciación mítica y la música de Manuel de Falla

video

Un culto a la vida preparó, bajo los signos de la "visión" y
de la "miel", el terreno para la religión dionisiaca
.
Del libro DIONISOS. Raíz de la vida indestructible.
Karl Kerényi



Se podían escuchar los alaridos de las mujeres, el llanto de los infantes y los gritos de los hombres; algunos llamaban a sus padres, otros a sus hijos o esposas, tratando de reconocerles por sus voces. La gente se lamentaba a todo pulmón por su propia desventura o de la de sus familiares, y habían aquellos que rezaban pidiendo la muerte dentro de su terror de morir. Muchos buscaron la ayuda de los dioses, pero aún más imaginaban que no existían ya dioses y que el universo caía en picado para sumirse en una oscuridad eterna hasta el fin de los tiempos.

De la carta escrita por Plinio El Joven a su amigo Cornelius Tacitus, algunos años después de lo ocurrido en aquel 24 de
Agosto del año 79 d.C.

lunes, 22 de junio de 2009

De sus casi secretos poemas

    ARKHÉ
    ( rasgos dispersos de felicidad )





    El día anuncia sus movimientos sus límites también

    Se extiende la claridad y los recuerdos caen como actos
    o como insinuaciones

    Llora el amanecer en el instante
    aunque en alguna parte difiere la luz

    Isla
    de las violencias de las violencias

    Remolinos de sal
    Cálamo para el silencio que me remite a ti

    Sin amor no hay carisma ni origen ni disidencia

    ¡Arkhé!*

    Del corazón fulge la palabra
    Instala su soberbia entre la voz que olvida y la voz que sueña

    Es el anhelo siempre el anhelo de la presencia

    Cómo explicar la huida entonces

    Náyades: ríos y manantiales... Siete estrellas para el Norte


    Tus ojos completan el mundo:

    ¡Azules de la indulgencia! En ellos sobrevivo
María Muñoz... amiga