jueves, 13 de abril de 2017

De EL ESPACIO LITERARIO...

de Maurice Blanchot


Algunos fragmentos:

"Cuando Orfeo desciende hacia Eurídice, el arte es el poder por el cual la noche se abre. La noche, por la fuerza del arte, lo acoge, se vuelve la intimidad acogedora, la unión y el acuerdo de la primera noche. Pero Orfeo desciende hacia Eurídice: para él, Eurídice es el extremo que el arte puede alcanzar, bajo un nombre que la disimula y bajo un velo que la cubre, es el punto profundamente oscuro hacia el cual parecen tender el arte, el deseo, la muerte, la noche."


"Orfeo es culpable de impaciencia."

"Pero la verdadera paciencia no excluye la impaciencia, es su intimidad, es la impaciencia que se sufre y se soporta sin fin. Entonces, la impaciencia de Orfeo es un movimiento justo; en ella comienza lo que va a llegar a ser su propia pasión, su más alta paciencia, su residencia infinita en la muerte."

"La inspiración es mirar a Eurídice sin preocuparse por el canto, en la impaciencia y la imprudencia del deseo que olvida la ley."

"La inspiración, por la mirada de Orfeo,  está vinculada al deseo."

"Escribir comienza con la mirada de Orfeo, y esa mirada es el movimiento del deseo que quiebra el destino y la preocupación del canto; y en esa decisión inspirada y despreocupada alcanza el origen, consagra el canto."

sábado, 1 de abril de 2017

Porque el 28 de marzo, hace 76 años...


Resultado de imagen de virginia woolf

Fragmentos de Las olas, tu libro preferido:







“Cuan extraño es sentir cómo el hilo que de nosotros surge se adelgaza y avanza cruzando los nebulosos espacios del mundo que entre nosotros media. Se ha ido. Aquí estoy, en pie, con su poema en la mano. Entre él y yo media el hilo. Pero ahora, qué agradable es, cuánta confianza infunde, saber que la ajena presencia ha desaparecido, que la escrutadora mirada se ha apagado, ha sido cubierta por una capucha…Con qué satisfacción cierro las ventanas y me niego a recibir otras presencias. Con qué satisfacción advierto que, de los oscuros rincones en que se refugiaron, vuelven esos desastrados huéspedes, esos parientes, a los que él con su superior poder obligó a ocultarse. Los burlones y observadores espíritus que, incluso en la crisis y la vacilación del momento, se mantuvieron vigilantes, vuelven ahora en rebaño al hogar. Con su ayuda soy Bernard, soy Byron, soy esto y lo otro. Como en anteriores tiempos oscurecen el aire y me enriquecen con sus bufonadas y sus comentarios, nublando la hermosa sencillez de mi momento de emoción. Sí, puesto que yo soy más yos de lo que Neville cree. No somos tan simples como nuestros amigos quisieran para satisfacer sus necesidades. Sin embargo, el amor es simple. (…)”


domingo, 26 de marzo de 2017

Un buen libro leído, muy buen libro

Vindicación del arte en la era del artificio del director de cine canadiense  J. F. Martel
Algunos fragmentos:


 “La belleza no es sino el comienzo de lo terrible, en un grado que aún podemos soportar”. 


 “La auténtica sensibilidad, el verdadero buen gusto, está en la capacidad de reconocer la presencia de estas fuerzas, de saber distinguir entre una reacción superficial y las profundas emociones que suscitan las fuerzas del arte”


 “El verdadero arte nos deja paralizados, suscita en nosotros un estado emocional en el que la mente queda cautivada y se alza por encima del deseo o la repulsión” (como ocurre en la publicidad), mientras que el falso arte tiene el efecto contrario, ya que su objetivo es hacer que el espectador actúe, piense o sienta de una manera preconcebida. El artificio renuncia al poder de revelación, que es primordial en el arte, para suministrar información, convirtiéndose en un mensaje, opinión, juicio, estimulo fisiológico o mandato… El artificio no es falso arte por su falta de moralidad, sino porque su estética se funda en intenciones ajenas al ámbito estético”.


 El verdadero arte nos conmueve, el artificio trata de movernos


viernes, 10 de marzo de 2017

De su nuevo libro: SONETO DE INVIERNO

María Luisa Mora Alameda



Aquí estoy

Yo no me escondo, Aquí estoy. Buscadme.
Voy por la calle con el alma abierta.
Tengo un proyecto. Si queréis, llamadme.
Os dejaré la llave de mi puerta.

Yo no me escondo. La pasión me habita.
Mi vida se asemeja a una ventana.
Nadie me quiere dar lo que me quita;
pero no importa: lo tendré mañana.

Soy fuerte. Ni yo misma lo adivino
al verme dulce y tan en paz, cobarde,
y tenga miedo de sentirme sola.

Quien quiso verme, aquí estuvo.Vino
y se fue sabiendo que mi cuerpo arde;
que acaricia también como una ola.

(¡¡¡Y que me ha dedicado!!!)

domingo, 22 de enero de 2017

De una de las últimas amigas de Rilke


Resultado de imagen de marina tsvetaeva

Marina Tsvetáieva



A Rainer Maria Rilke

Rainer, quiero encontrarme contigo, 
quiero dormir junto a ti, adormecerme y dormir. 
Simplemente dormir. Y nada más. 
No, algo más: hundir la cabeza en tu hombro izquierdo 
y abandonar mi mano sobre tu hombro izquierdo, y nada más. 
No, algo más: aún en el sueño más profundo, saber que eres tú. 
Y más aún: oír el sonido de tu corazón. Y besarlo.


Versión de Carlos Álvarez


Tu alma y la mía son gemelas...

Tu alma y la mía son gemelas
como mis manos: la derecha y la izquierda.
Tan cálidas y tiernas son unidas
como dos alas de un pájaro dormido.
¡Por un ciclón quedamos separados,
por un abismo, tú y yo, como dos alas!

Versión de Larisa Diakova

sábado, 14 de enero de 2017

Nicolás del Hierro

Un hasta luego,  querido Nicolás


PERDIDOS EN LA SOMBRA


Anoche nos perdimos en la sombra.
Color de primavera en unas flores,
que otoño a pie de invierno aconsejaba,
ni tú ni yo pudimos impedirlo:
anduvimos a tientas por las calles
de un mundo casi niño y sin esquinas,
y colgamos la idea en los faroles
apagados, que de la cal prendían.
No sé si nos salvó la suficiencia
de mirar y mirar siempre en directo:
lo cierto es que nos vimos de la mano
cogidos, caminantes ya del alba.

viernes, 6 de enero de 2017

Antes de acabar...


Imagen relacionada


Resultado de imagen de primeras representaciones del Cascanueces

la Navidad, unas escenas del Cascanueces. esa belleza...

Pyotr Ilyich Tchaikovski





  Completo, para quien quiera entretenerse: